La importancia de hacer retiro
Lama Zopa Rimpoché


En las siguientes líneas vamos a intentar desentrañar la importancia de retirarse, es decir, por qué considero tan necesario, decisivo y apremiante hacer retiros.

Una razón sencilla es la felicidad. La paz y la felicidad de los padres, por ejemplo, dependen del cariño y la compasión de sus hijos; de la misma manera que la paz y felicidad de los hijos dependen del cariño y compasión de sus padres. Esto es igual de cierto para las relaciones de pareja o con los compañeros: la paz, la felicidad y el bienestar de cada uno depende de la compasión y bondad del otro. De igual manera entre profesores y alumnos, su paz y felicidad depende del otro.

A mayor escala, la relación entre el líder de un país y sus habitantes también depende de que se cultive una actitud adecuada, de buen corazón y compasión. Al fin y al cabo, las personas dejarían de causar problemas a un país, como los relacionados con la violencia, si desarrollaran compasión, bondad y amabilidad en su corazón.(..)

Ahora bien, aunque procuráramos difundir por todo el mundo el mensaje de que hoy se necesita compasión y tolerancia, tanto para los individuos como para la paz mundial, no sería suficiente, puesto que tendríamos que saber cómo desarrollar semejantes cualidades. La solución está en hacer retiro, en ponernos en una situación donde es posible ejercitar el potencial humano básico y desarrollar todas nuestras cualidades interiores. Al fin y al cabo, el retiro nos proporciona el tiempo y el espacio para que estas cualidades humanas básicas crezcan, y esto es crucial y muy apremiante.

Así pues, la primera razón para hacer retiro es desarrollar las cualidades humanas básicas de afecto y bondad. Si no lo hacemos y tampoco se las expresamos a los demás, no recibiremos el cariño del que depende nuestra propia felicidad.

La segunda razón es que nos proporciona el tiempo para poner en práctica las enseñanzas que hemos recibido de nuestro maestro. La tercera y última razón está relacionada con el ajetreo de nuestra vida diaria: solemos estar tan atrapados en las alucinaciones y disfrutes sensoriales, en las diversas obligaciones con los demás, que el retiro es el único momento del que disponemos para relajarnos, para poder pensar y tener un tiempo apacible y tranquilo para nosotros, sin distracciones, pues en él estamos obligados a enfrentarnos a nosotros mismos de verdad, a encontrarnos con nosotros mismos.

El ambiente de retiro ayuda a apartar a la conciencia de la alucinación y a situarla en la realidad, a descubrir nuestro ser interior. Solo podremos mejorar nuestra vida si desenmascaramos los engaños que atrapan a la mente y aprendemos a distinguir entre lo verdadero y lo falso. Los retiros favorecen este proceso; nos hacen mejores como seres humanos, mejores practicantes de dharma.

Por eso creo que el retiro es el fundamento del verdadero desarrollo.

Sin él, sin permanecer en soledad, la mente es como el agua turbia. Pero en soledad y libres de distracciones externas, la mente es como un lago tranquilo y claro. Estando de retiro se obtiene la claridad necesaria para conocernos mejor y descubrir nuestra propia naturaleza búdica.

Esto nos permite comprender la importancia de disponer, no solo para nosotros sino para todos los demás seres, de unas instalaciones adecuadas para llevar a cabo los retiros, porque con las condiciones apropiadas tendremos la oportunidad de experimentar los diversos tipos de felicidad mencionados antes, por no hablar de los muchos beneficios de la propia práctica espiritual.(..)

En conclusión, el retiro es importante porque implica distanciarse de la ignorancia, de la mente insatisfecha del apego y del pensamiento egoísta, que son las fuerzas fundamentales de las que debemos alejarnos; esta es la verdadera intención de la meditación: transformar la mente en virtud, liberarnos del sufrimiento y de sus causas. Este es el propósito esencial de la práctica del dharma.

Mientras pensemos que las causas de la felicidad y del sufrimiento residen fuera de nosotros seguiremos sufriendo por problemas e insatisfacción. Pero lo que experimentamos en la vida y lo que nos dice la mente omnisciente es que el origen de la felicidad está en la propia mente. Solo se encuentran satisfacción, paz y felicidad en la propia mente. Por tanto, el retiro y la práctica de meditación son la solución definitiva a todos nuestros problemas.

Extraído del libro Consejos esenciales para el retiro, Ed. Mahayana



 
El Fondo de Alimentos de Sera Je
Ofreciendo más de Tres millones de Comidas a Miles
de Monjes cada año.
 

Centro de retiros Tushita
Mas Casanova d'en Crous apartado de correos 69
17401 Arbúcies (Girona) España

Teléfono: 972 178 262
E-mail: oficina@tushita.es
 
El Centro de retiros Tushita está afiliado a la Fundación para la Preservación de la Tradición Mahayana (FPMT) una red global de centros budistas establecidos por Lama Thubten Yeshe con el propósito de preservar y hacer disponibles las enseñanzas budistas tibetanas de compasión y sabiduría.
CPMT La Comunidad para la Preservación de la Tradición Mahayana (C.P.T.M), es una Comunidad Religiosa inscrita en el Ministerio de Justicia, Dirección General de Asuntos Religiosos, con el número 158-sg.